Cesare Borgia como Jesus

¿Es la popular imagen de Jesús realmente César Borgia?

Sobre la polémica similitud del rostro de un Borgia con las muy difundidas imágenes pictórica de Jesús de Nazaret nos preguntamos

¿A quién adoran los cristianos cuando rezan ante la «imagen» de Jesucristo?

La imagen moderna de Jesús el Cristo, fue diseminada y venerada desde el Retrato de Cesare Borgia realizado por Altobello Melone.

¿Es la popular imagen de Jesús realmente César Borgia?

Sé que el cuadro no representa la realidad de una persona como Jesucristo, pero lo que voy a contarles muestra cómo el engaño parece ser un fenómeno común en nuestras religiones.

Les voy a contar una historia que pocos cristianos conocen, y los que la conocen quieren ocultarla porque es incómoda.

Y no es de extrañar, es uno de los fraudes dentro de la fe católica, perpetuado por cientos de sectas cristianas, que han sobrevivido hasta nuestros días sin que los cristianos de a pie tengan ni idea.

Creo que se debe más a la ignorancia histórica que a otra cosa.

Sin embargo, no puedo decir lo mismo del Vaticano, que conoce bien el asunto.

Nadie dentro de la Iglesia se lo dirá. Pero vayamos al grano:

La imagen moderna de Jesucristo, difundida y venerada desde el Renacimiento, a partir de las creaciones de Leonardo da Vinci y Miguel Ángel, y que ha sido imitada o utilizada como modelo por tantos otros pintores, no es ni más ni menos que la imagen de César Borgia.

Pero hagamos un poco de historia.

César Borgia, originalmente llamado Cesare Borgia, italianizó su apellido: Cesare Borgia en italiano. (Retrato de César Borgia por Altobello Melone).

Durante el Renacimiento, gracias al nepotismo de su padre, el Papa Alejandro VI, fue duque, príncipe, conde, condottiero, gonfaloniere, obispo de Pamplona (a los 16 años), arzobispo de Valencia (a los 19), capitán general del ejército vaticano y cardenal (con casi 20 años).

También fue nombrado duque de Francia (a los 23 años). Este hispano-italiano, miembro de la familia Borgia, nació en Roma el 13 de septiembre de 1475 y murió en la batalla de Viana, en Navarra, el 12 de marzo de 1507, a los 31 años.»
«César Borgia fue inmortalizado como el prototipo de un individuo cruel y ambicioso que carecía de sentimientos nobles y cometía numerosos crímenes e intrigas para satisfacer su odio.

De hecho, no fue una excepción, ya que la mayoría de los príncipes italianos del siglo XV siguieron la misma práctica. Nicolás Maquiavelo, que lo admiró y conoció en vida, tomó a César Borgia como modelo para su gran obra «El Príncipe».

César Borgia contrató a Leonardo da Vinci como arquitecto e ingeniero militar entre 1502 y 1503. Él y Leonardo se convirtieron en amantes al instante.

Para expresar su amor por César, Leonardo pintó muchos de sus cuadros. El padre de César, Rodrigo Borgia, que más tarde se convertiría en el Papa Alejandro VI bajo la élite de la Iglesia Católica, insistió en que la imagen de su hijo se presentara al mundo occidental como Jesucristo.

Cesare Borgia Jesús

Cesare Borgia como Jesús

La idea de presentar a un Jesús «europeizado» y blanco le parecía una idea que ayudaría a que la «causa» fuera más aceptada. Porque las imágenes anteriores al Renacimiento presentaban a un Jesús más bien «feo» (en su opinión), por su ascendencia, su tez oscura y su fenotipo judío.

La historia de la familia Borgia es una historia bastante macabra y escandalosa, llena de intrigas políticas, asesinatos (Cesare mató a su hermano Giovanni en 1497), incesto (tanto el padre Rodrigo (el Papa Alejandro VI) tuvo una relación sexual con su hija Lucrezia, como Cesare con su hermana Lucrezia, Es muy controvertida la vida de estos tres personajes, porque algunos piensan que las perversiones de este trío fueron muy exageradas, y otros piensan que son insuficientes.

Lo cierto es que no eran en absoluto santos (hay que tener en cuenta que la Iglesia «canonizó» a este Papa más tarde).

La mayoría de la gente no sabe que durante el Renacimiento, Leonardo da Vinci y Miguel Ángel competían entre sí.

La competición consistía en ver quién podía impresionar más al Rey Rodrigo creando una imagen del hijo del rey que engañara al mundo haciéndole creer que era Jesucristo.

El ganador fue Leonardo da Vinci.

Así, la imagen de César Borgia se convirtió en el «Jesús amado» que todos conocemos, ya con rasgos europeos y, en general, similar a todas las imágenes que circulan hoy en día, con ligeras variaciones.

Algunos, empezando por la serie de televisión de Franco Zeffirelli sobre la vida de Cristo, añaden ojos azules o verdes al modelo del Jesús de César Borgia.

¿Afecta esto a la fe en Jesucristo?

Por supuesto que no. Pero es irónico que la imagen y la idea romántica e idealizada del Nazareno se haya creado sobre la base de un personaje controvertido y siniestro.

Artículo inspirado en «las-vidas cruzadas de da vinci maquiavelo y cesar borgia»

Deja una respuesta