MUSEO ARGENTINO DEL TITERE

Museo argentino del titere

El Museo Argentino del Titere, un lugar que nació con el objetivo de difundir y preservar la obra de Titiriteros de Argentina y de todo el mundo.

Dirección: Piedras N°905 esquina EEUU, Bº San Telmo, Ciudad autónoma de Buenos Aires (Caba), Capital Federal, Argentina. Teléfono: (+5411) 4307 6917   


En este artículo los invitamos a un paseo lleno de muñecos muy originales y divertidos en todas sus salas de exposición.

Este Museo fue fundado por Mané Bernardo y Sara Bianchi en la casa natal de Mane. Sara Bianchi fue la discípula de Mané Bernardo.

Sara Bianchi y Mané Bernardo

Argentinian Puppet Museum. Con más de 500 títeres en exhibición, producto de muchos  intercambios  y adquisiciones propias.

Ellas acostumbraban a ir a los festivales internacionales de Títeres, donde confraternizaron con titiriteros de otros países y de ellos obtenían piezas únicas, muñecos titeres marioneta.

Mane y Sara tenían como consigna en estos viajes, obtener estos Títeres de cada lugar que visitaban .

Esos Títeres debían tener una características propia del país de origen o del lugar o zona geográfica, con detalles únicos que lo identificaran con sus usos y costumbres locales.

Es así que fueron sumando una importante cantidad de muñecos que hoy conforman la colección de Títeres del Museo.

Actualmente, estos Títeres son exhibidos en una sala grande, que se llama La Sala Internacional, allí puedes ver muñecos de distintas partes del mundo.

Títeres de distintos orígenes

También hay títeres muy antiguos que son de Oriente, donde se origina el títere en el mundo, títeres de China, de la India, de Indonesia, de Japón, de Vietnam, de Suiza, Etc.

También hay un registro muy importante de los pupis Sicilianos de Palermo Italia, muñecos donde el Titiritero manipula sus personajes desde lo alto de una pasarela situada detrás de la tela del fondo.

Y esa fué la idea siempre, la de jerarquizar siempre al titiritero y al títere, que conforman un arte milenario.

La principal tarea de ellas, Mane y Sara, fué poner al títere al alcance de todos y en especial de los niños.

Que los Títeres lleguen a todos los ámbitos… y allí donde entre un titiritero, se abra un nuevo camino

Mane Bernardo

Aportar desde su actividad a la educación de los niños, brindando talleres en las escuelas; El títere como un elemento pedagógico.

Actividades del Museo del Títere

También se preocuparon por tener un contacto activo con la sociedad, con la gente, a través de su mini sala de teatro titiritero.

Por eso durante todo el año hay teatro de títeres para adultos, teatro, varieté de clown, música, etc.

Podemos decir que la Sala se ha abierto a diferentes expresiones del arte y que todas tiene algo en común.

Porque una obra de teatro de Títeres tiene desde una escenografía, musicalización de la obra, realización de títeres.

Además hay un actor titiritero que es el que manipula y es el que transmite la historia a través del títere, o sea que hay un desdoblamiento; Es un trabajo bastante difícil que hay que lograr.

Creadores de Títeres

El que realiza el títere es el que crea manualmente el muñeco para una historia. Muchas veces las compañías no son quienes los crean.

Sino que se le encarga el muñeco a un realizador, con las características físicas y expresivas que se requieren para el personaje a representar en la obra pronta a estrenar.

Pero también, por otra parte, existen las compañías de teatro de títeres que fabrican sus propios muñecos.

Reportaje a Sara Bianchi

Mané Bernardo realizó un importante trabajo de investigación, formó a numerosos titiriteros argentinos y recibió muchos premios y homenajes en Argentina, en Perú y en Italia.

Tras su muerte, Sarah Bianchi continuó con su labor, presidió la fundación creada en 1983 con el nombre de las dos y el museo argentino del títere, que fundaron juntas en 1985.

Sarah Bianchi también recibió una quincena de galardones nacionales e internacionales.

Sara Bianchi

Diferentes técnicas aplicadas en la creación del títere

En realidad Títeres son todos los muñecos que se manipulan en una obra de teatro que cuenta una historia en particular.

Lo que varía son las técnicas aplicadas para su creación. Una de ellas es la técnica de Marionetas, también la técnica de marotes, técnica de guantes.

Otra sería la técnica dedal, donde se ponen los títeres en los dedos y se pueden hacer hasta diez personajes, es en realidad una técnica muy interesante.

También hay títeres de varilla, marionetas de hilo como se hacen aún en la India, títeres de pañolenci, etc.

Todas estas son diferentes técnicas que nosotros les llamamos Títeres, como también sucede en francia. Lo que varían son solo las técnicas de construcción y manipulación al ejecutarse una obra teatral.

De todas ellas, hay algunas que se usan más y otra se usan menos, esto depende de la historia que se quiere contar y es allí donde unas técnicas son mejores que otras o quizás más favorables para la ejecución de la obra.

Taller de enseñanza de Títeres y sus alcances

Desde el año 2002 aproximadamente se desarrollan Talleres para personas adultas, para enseñar el arte del títere.

En estos Talleres se enseña al todo el público en general, donde encontramos entre los asistentes a maestras, Psicólogos, músicos, etc.

Estas personas no solo estudian para ser titiriteros sino que también aprenden las diferentes técnicas para aplicar este aprendizaje como material pedagógico.

Títeres Argentinos en exposición

Contamos en nuestra colección con títeres que representan a casi todas las provincias.

Hay títeres de Mane Bernardo, de Sara Bianchi, de Javier Villafañe, Ariel Bufano, de Carlos Martínez, de Silvina Reinaudi.

Todos los nombrados son pioneros en este camino del Títere, en argentina y en el mundo contemporáneo.

También tenemos algunos de los Hermanos Eduardo y Héctor Di Mauro que son de la provincia de Córdoba.

Además de todos los títeres expuestos, existen otros tantos títeres que están guardados en baúles y maletas, por el simple hecho de que no hay espacio para exhibirlos.

Están guardados muchos de los títeres usados por Mane Bernardo y Sara Bianchi durante los sesenta años de sus obras teatrales presentadas.

Hay una veintena de baúles con títeres de todas sus obras.

Funciones para todo público

Para poder disfrutar del mundo del Títere, hay presentaciones al público durante todo el año. Hay funciones los sábados y domingos y durante vacaciones hay funciones de títeres todos los días, siempre por la tarde.

Fundación Mane Bernardo – Sarah Bianchi , Museo Argentino del Titere

Dirección y Telefono

Dirección: Piedras N°905 esquina EEUU, Bº San Telmo, Ciudad autónoma de Buenos Aires (Caba), Capital Federal, Argentina.

Teléfono: (+5411) 4307 6917   

Horarios de atención: Abierto de Miércoles a Domingo de 15 a 18hs. En vacaciones abierto todos los días.

Cómo llegar al Museo Argentino del Títere

Visitas guiadas y Funciones y Muestra Itinerante

Por visitas guiadas y funciones para escuelas y grupos contactarse con Pedro Utrera, coordinador de programación de espectáculos y visitas.

Mail: pedroutra1@ hotmail.com

Celular: 154-162-5160
skype- pedro.utrera1

También consultas por la muestra itinerante que se lleva a distintos lugares del país.

Una visita al Museo Argentino del Titere en San Martín de los Andes

Biblioteca

En el primer piso existe una biblioteca especializada con seiscientos libros acerca de títeres y de marionetas, en español y en distintos idiomas extranjeros incluidos el japonés y el chino.

Completa esta colección un conjunto de más de tres mil libros de cultura general, especialmente de teatro argentino, historia del teatro, escenografía, decorados, espacios escénicos y literatura.

Se encuentra también la obra escrita de Mane Bernardo y Sarah Bianchi y se ofrece para la consulta de investigadores, estudiantes y público en general.

HISTORIA de su FUNDACIÓN

El Museo Argentino del Títere fue fundado el 5 de noviembre de 1983, a partir de la primera exposición realizada en El Ateneo Popular de La Boca, en la actual Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina.

Como institución permanente sin fines de lucro, uno de los principales objetivos de sus fundadores, Sarah Bianchi y Mane Bernardo, fue registrar y preservar la memoria de las actividades de los titiriteros y compañías de Argentina y otras partes del mundo.

Además de facilitar los intercambios y enriquecer los debates entre colegas». Durante muchos años (el primer proyecto se remonta a 1956), Mane tuvo una idea fija, casi una obsesión: crear un museo de títeres.

1971

Para ello, trabajamos juntos y por separado (…) . Organizó una exposición para UNICEF en 1971, para la que trabajó ridículamente, ya que puso todos sus contactos titiriteros en el mundo y todo su trabajo personal de organización, e intentó crear el museo con el apoyo de la ciudad de Buenos Aires (……) .

Pasaron los años y nuestros materiales siguieron amontonándose en cajas y botas en el almacén del Piedras, mal protegidos de los saqueadores y del polvo, hasta que un día Mane se convenció de que la mejor manera de hacerlo era poner en marcha el museo de forma privada, es decir, por nuestra cuenta, tal y como habíamos hecho con el Teatro Nacional cuando fue liquidado.

El museo era inicialmente móvil y consistía en una colección de 200 marionetas de diversas técnicas, además de 50 carteles y una bibliografía especial.

Tiempo después fue invitado a compartir el espacio del Museo de la Historia de La Boca, un hermoso edificio en la calle Almirante Brown y La Madrid, en el corazón de la costanera de La Boca, pero nunca pudo trabajar allí.

Finalmente ha abierto una nueva casa, exactamente donde vivía Mane y donde está ahora, en el barrio de San Telmo.

La casa ha sido objeto de varias reformas.

La más importante fue la modificación de la presentación de la primera habitación (ahora S. Obrastzov), el re-pavimentado, el refuerzo de las paredes y el cierre de una puerta para convertirla en sala de exposiciones.

Además, se volvieron a colocar dos ventanas de cristal y se convirtieron en vitrinas.

En la inauguración, se realizó una exposición de títeres de distintos países y de títeres argentinos en esta única sala, que Mane y Sarah decidieron bautizar con el nombre de Sergei Obraztsov, en honor al titiritero y dramaturgo cuya trayectoria creativa se considera la más representativa del siglo XX y que también visitó recientemente Argentina.

«Usando cajas de cerillas, se puede ver todo menos la caja de cerillas» (S. Obrastzov).

La decisión de preparar una nueva sala se tomó a medida que el proyecto se hacía cada vez más necesario para la comunidad debido a la constante participación de la gente.

Se preparó el patio interior de la casa, se construyeron dos baños para el público, uno para los actores y se instaló un sistema de alcantarillado.

En 1993, dos años después de la muerte de Manet, se inauguró esta sala con la obra Se desrelojó de Sara Bianchi.

Para 1999 se añadió una nueva sala, la Moneo Sanz, y en diciembre de 2000 la Sala Latinoamericana: Lola y Mireya Cueto, en honor a las titiriteras mexicanas.

En la actualidad se están llevando a cabo renovaciones para actualizar las vitrinas, la iluminación, los escenarios y las reformas interiores para hacer frente a la constante afluencia de visitantes de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, del país y del extranjero, que acuden a este museo con el calor de una familia argentina.

La presencia permanente de su fundadora, Sara Bianchi, aporta una experiencia invalorable al espacio, junto con la asistencia técnica de Silvia Muselli, quien amablemente recibe al público y brinda información y material de trabajo a estudiantes, investigadores, visitantes y todos aquellos interesados en los títeres.

La compañía de teatro de títeres del museo y las demás que aportan su trabajo completan la presencia en un lugar único en América Latina.

En Facebook: Museo Argentino del Títere

Más para ver en el MVA MUSEO VIRTUAL ARGENTINO

Deja una respuesta